FAMILIA TORRES

Desde su fundación en 1870, la Familia Torres ha combinado hábilmente tradición e innovación. El objetivo: vinos y brandies de primera calidad, producidos con el mayor respeto por la naturaleza.
Ubicada en el Penedès, Cataluña (cerca de Barcelona), la Familia Torres ha estado profundamente arraigada en la región por más de tres siglos. La propiedad en el Penedès, así como en la Conca de Barberà, el Priorat y los Costers del Segre, incluye no sólo los famosos viñedos con nombres tan ilustres como Reserva Real, Mas La Plana o Mas de la Rosa, sino también algunas bodegas muy históricas como el Castillo de Milmanda, situado en medio del hermoso paisaje de viñas de este renombrado lugar individual. En el siglo XII, Milmanda formaba parte de una ruta de castillos medievales donde los cristianos buscaban refugio y protección durante la Reconquista. Al pie de las viejas murallas de un antiguo monasterio cisterciense se encuentra el prestigioso emplazamiento de Grans Muralles, donde los monjes cistercienses ya cultivaban los viñedos en el siglo XIII. Esta finca se encuentra entre el castillo de Milmanda y el monasterio de Poblet.

Mas La Plana - D.O. Penedès

Foto: Familia Torres

La previsión y la pasión siguen siendo componentes importantes de la filosofía de la Familia Torres. Y así Miguel A. Torres, miembro de la cuarta generación, es uno de los primeros pioneros en cultivar Cabernet Sauvignon en España. Con gran éxito, porque este fue el nacimiento de la leyenda en negro "Mas La Plana". Un vino de renombre mundial, que ganó el primer lugar con la cosecha de 1970 en las Olimpiadas del Vino de Gault Millau en París en 1979, y que relegó a los renombrados vinos de Burdeos a un segundo plano. Pero también la protección del clima y del medio ambiente está muy cerca del corazón de la Familia Torres y hasta hoy se han invertido más de 15,7 millones de euros en este proyecto. El programa "Torres&Earth", creado específicamente para este fin, se ocupa intensamente del calentamiento global, de las medidas eficaces de protección del clima y de los ambiciosos objetivos climáticos de la empresa. Además de la necesaria adaptación a los desafíos del calentamiento global, Familia Torres también contribuye en gran medida a minimizar sus propias emisiones de CO2, por ejemplo, mediante el uso de energías renovables y vehículos ecológicos o medidas de eficiencia energética.

Abuelo Muralles - D.O. Conca de Barberà

Foto: Familia Torres

La voluntad y el compromiso de proteger el patrimonio natural, la tierra y el medio ambiente de la mejor manera posible, la búsqueda de la perfección y la pasión por la cultura del vino siempre han sido importantes para la familia Torres y se han transmitido de generación en generación.

Producir vinos únicos que reflejen el carácter de su región de origen es uno de los objetivos de la quinta generación de la familia Torres. Miguel Torres Maczassek - General Manger - y Mireia Torres han tomado un camino tradicional pero a la vez innovador. Además de la recultivación de antiguas variedades de uva catalanas y de variedades de otras zonas de España o Chile, esto también incluye el renacimiento del patrimonio cultural de las distintas regiones vinícolas. En vista de la propagación del cambio climático, se pueden encontrar posibles soluciones para el futuro

La familia Torres posee bodegas en España, Chile y California con excelentes ubicaciones en algunas de las más prestigiosas regiones vinícolas como Penedès, Rioja, Ribera del Duero, Rueda o Rias Baixas

Además, la Familia Torres es miembro de la asociación Primum Familiae Vini, que está formada por 12 familias de renombre y es uno de los productores de vino más prestigiosos de sus regiones.

Búsqueda

    ES